Archidiócesis de Madrid

La diócesis pone en marcha el nuevo expediente matrimonial

Banner
Martes, 01 Octubre 2013 01:00

La diócesis pone en marcha el nuevo expediente matrimonial

El expediente matrimonial, que culmina la preparación al matrimonio, es un sencillo procedimiento que realiza el párroco de los contrayentes para que conste que nada se opone a la celebración válida y lícita del matrimonio. Una constancia que se obtiene a través de la verificación de las disposiciones de los novios, la declaración de los testigos, las proclamas o amonestaciones, y otros documentos, como el certificado de la partida de bautismo.

Benedicto XVI recordaba, en su alocución del 22 de enero de 2011, que “el expediente matrimonial es una ocasión pastoral única, que debe valorarse con toda la seriedad y la atención que requiere, en la que, a través de un diálogo lleno de respeto y de cordialidad, el pastor intenta ayudar a la persona a ponerse seriamente ante la verdad sobre sí misma y sobre su propia vocación”.

La archidiócesis, en el marco de la Misión Madrid, ha querido ayudar a los novios a celebrar de forma más consciente y responsable el sacramento del matrimonio con la puesta en marcha de un nuevo expediente matrimonial. El cambio más significativo es que el nuevo expediente desarrolla más el coloquio con los novios y los testigos. Los documentos que deben aportarse seguirán siendo los mismos, y las proclamas seguirán siendo publicadas en las puertas de las iglesias durante quince días. En la notaría de matrimonios se seguirán instruyendo los expedientes reservados a la curia, como hasta ahora.

Entrevista
Para la entrevista con los novios y los testigos, las preguntas se articulan en tres grupos: estado libre, con el fin de averiguar que los contrayentes no están impedidos por otro vínculo anterior para celebrar este matrimonio; consentimiento, que es fundamental e indispensable para el matrimonio, por lo que con estas preguntas se hace constar que los contrayentes son capaces de casarse y que quieren el matrimonio como lo entiende la Iglesia: indisoluble, fiel y abierto a la transmisión de la vida, de modo libre y sin condiciones, y como sacramento, signo y participación del misterio de amor entre Cristo y su Iglesia. Y, por último, se pregunta sobre los impedimentos que hacen nulo el matrimonio de algunas personas, de tal forma que se proteja la verdad y la santidad del matrimonio. Hay doce impedimentos, siendo los más frecuentes los de vínculo, disparidad de culto y consanguinidad.

Atención pastoral
Además, se constata que el coloquio con los contrayentes es una gran oportunidad para ayudar a los novios a prepararse bien a la celebración de su matrimonio. Dada la responsabilidad del párroco y el carácter personal de las preguntas, serán el párroco o el vicario parroquial quienes se entrevisten con los novios y los testigos. Se considera fundamental acogerlos bien, dedicando el tiempo necesario para la realización del expediente. Y se recomienda hacer las preguntas conjugando la prudencia con la amabilidad, de modo que tanto novios como testigos puedan expresarse con libertad y verdad.
Xtantos - Declaración de la Renta 2014

Ir a Catedral de la Almudena

Ir a Guia Diocesana

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
escort bayan atasehir escort kadikoy escortlar kadikoy masaj salonu

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política sobre las cookies. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.